jueves, 4 de marzo de 2010




Eres mi instrumento voluptuoso y bello

Das licencia a mis emociones.

Baila que yo te vea y desliza tu cuerpo

Entre mis piernas, serán ellas hoy tus ataduras

Serás riguroso en cada inclinación.

Cuando estés desnudo no temblarás.

Solo deseo ver la agitación avivada de tu vicio y

Descubrirás el ardor de mi sexo.

4 comentarios:

€_r_i_K dijo...

Ni una mano,
ni las dos en las sienes,
evitarían los espasmódicos
movimientos de la piel....


UN Abrazo Enorme.......

limpiabotas-md dijo...

Una maravilla leerlo,
seductor imaginarlo,
un sueño vivirlo.
Mi más honesta admiración.

Anónimo dijo...

Caminos hay muchos, pero solo se pueden explorar de uno en uno. Elegí uno, pero en la distancia me gustan las huellas que vas dejando en el tuyo.
Por mas que trato de caminar los márgenes no surje la intersección. La solución está en poder volar.

Un abrazo... de los de verdad.

Manuel

lisebe dijo...

Cuanta sensualidad en tus palabras!!
Y que dulzura de pensamiento y en el acto!

Un besazo cielo