domingo, 27 de septiembre de 2009

Una rosa llamada Lisebe



Que la luz de tu lámpara se encienda aunque nadie la vea.
Busca por el agrado de buscar... y si encuentras disfruta de lo hallado.
El camino siempre está delante para ser andado.
Dichosa la mujer que sabe mirarse y contemplar
el trabajo hecho, de una bella vida.

6 comentarios:

lisebe dijo...

Preciosa!!!!!! me estás haciendo llorar de emoción!!!

Muchas gracias!!! mi querida amiga!!!

es un regalo que no tiene valor !! solo te pago con el corazón!!!! y es algo que me llena de felicidad!!!

Te quiero mucho mi querida amiga!!!

Muchos besos y abrazosssssss

Mtx dijo...

Emocionado texto. excelente.
besos

Silencios dijo...

Así debería ser, Odeya.
Magnifica reflexión.
Te felicito por la fotografía es diga de enmarcar, bellísima.

Mis besos corazón.

Manu Mara dijo...

Odeya, que bien que reivindiques la voluntad de buscar por buscar, ay, si no hubiera jurado dejar de hacerlo seguramente no miraria tanto al pasado. Muchísimas gracias por tu influencia beneficiosa. Un beso

€_r_i_K dijo...

No es necesario más Luz ....
Suficiente acercarse...
Unir sus palabras...
Y viajar con ellas...

Besos Generosa Odeya...

Besos Lisebe...

Gustavo Pertierra dijo...

Bonito poema que abre un camino de reflexión.
Un placer pasar por tu sitio